viernes, 24 de julio de 2009

No te asustes.

A veces miras a tu alrededor y lo que ves no te gusta. No te gusta porque no ves nada de lo que había antes y eso te asusta mucho. Entonces, cierra los ojos y recuerda. Vuélvelos a abrir.
Todo cambia. A veces para mejor, sólo tienes que aprender a verlo.



Galleta de la verdad:
Cuanto más dura esté la mantequilla, más blanda es la tostada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada